Saltear al contenido principal

Preparación de la piel, productos favoritos.

Hoy os comparto una rutina de preparación básica de la piel antes de maquillar. Y digo básica por que en función de la piel con la que esté trabajando o el acabado deseado, prescindo de algunos productos e incorporo otros, pero en términos generales, os detallo a continuación como creo el lienzo perfecto para mi, antes de empezar con el color.

Los siguientes productos son aptos para prácticamente cualquier tipo de piel.

Lo primero para mi es limpiar, aunque la persona con la que esté trabajando traiga la piel limpia, casi de forma automática como parte de la rutina, limpio la piel con un agua micelar suave para pieles sensibles, actualmente uso Bioderma SensiBio H2O aplicada con un algodón.

A continuación retiro los restos con un poco de agua termal (Avene) y seco con un tisú para dejar la piel limpia y seca.

En este punto, es como si hubiera lavado la cara con agua y jabón, por lo que el siguiente paso lógico es aplicar un tónico, el que yo uso en absolutamente todas las pieles es el tónico calmante de Pai Skincare (Lotus & Orange) porque, como su nombre indica; calma la piel, tiene un suavísimo olor que a todo el mundo le encanta. La piel se relaja y desinflama automáticamente, y queda perfectamente preparada para recibir mimitos e hidratación, haciendo que el resto de la experiencia sensorial sea placentera y agradable.

Para lograr que la hidratación en la piel sea verdaderamente duradera, le doy de beber, literalmente. Necesito que haya un “colchón de agua” que sirva de cantimplora para la piel durante horas, ya sea para una sesión de fotos de varias horas (si no hay cambios de maquillaje) como para una boda o cualquier otro evento (no nos engañemos, al final siempre preferimos alargar al máximo la duración de los trabajos de maquillaje).

Y para ello me sirvo de un sérum de hidratación que, al tacto es de una muy baja densidad, transparente y con un delicioso aroma a bergamota y manzanilla que despierta la piel y la ilumina (o como yo digo; la pone contenta). Lo aplico desde las palmas de mis manos en la piel mediante presiones suaves para ayudar a la penetración del producto. Os estoy hablando del Sérum Restore de Apoem.

Hidratación, llanamente, con la crema hidratante para pieles deshidratadas de Apoem, la Restore Moisturiser. Me encanta su olor a romero y me da la humectación, elasticidad y suavidad que necesito casi siempre. Insisto que según el tipo de piel añado o sustituyo productos, pero vuelvo a decir que éste es un modelo básico con el que trabajo la mayoría de las veces, y que es válido para mi forma de trabajar la piel y resultados deseados.

Contorno de ojos, si me sigues en Instagram me has oído hablar de él muchas veces, es el contorno de ojos de Argan y Echium de Pai Skincare, lo aplico alrededor del ojo hasta las pestañas e incluso en la piel del párpado móvil si es muy seco. Es una verdadera maravilla y me ayuda a que el o los correctores con los que trabaje sobre esa zona tengan donde agarrarse sin beberse el agua que naturalmente hay en la piel (en esa zona poquita…).

Un extra que no me falta es la bruma antioxidante de Freshly Cosmetics (Superoxide Dismutate Face Mist), la uso cuando la piel se “bebe” todo el tratamiento rápidamente, para ir re hidratando mientras maquillo, si es necesario o incluso al terminar el maquillaje para dar un punto extra de jugosidad.

Extra para pieles muy apagadas; a veces ocurre que, en el caso de alguna novia, uso un arma pesada que me da un shoot de luminosidad e hidratación, y que en mi opinión, es prácticamente magia. Es un producto que me enamoró desde la primera vez que lo probé, es True Revelation de Le Pure, un fluido exfoliante muy suave que revela una piel radiante de forma instantánea. Se aplica mediante un masaje por todo el rostro, se aclara bien, porque además contiene unas diminutas partículas de coco rodadas y no quiero que queden restos, y ¡tachán! piel nueva. Especialmente indicado para pieles de fumadora o con malos hábitos y escasos lípidos.

Este producto, en caso de usarlo, sería el primero de todos, antes de empezar la hidratación con el sérum y después de el agua termal.

Como veréis, casi todos los productos podréis encontrarlo en La Crème de Reus (también en su tienda online), pequeño comercio, servicio de alta calidad y selección personalizada de las mejores marcas nicho orgánicas del mercado, en constante actualización.

Espero haberos ayudado y aportado algo a vuestra rutina de preparación de piel, quizás en principio parezcan muchos productos, pero, cuando me preguntáis (especialmente otras compañeras maquilladoras) por cómo consigo el resultado final, amigas, ¡se lo debo a esto!

Si tienes dudas o, simplemente te apetece, deja un comentario abajo, me encantará leerte y si lo necesitas, poder echarte un cable desde mi experiencia.

Gracias por tu lectura!

Deja un comentario